5 Consejos para tener su huerta en casa


AUTOSUFICIENCIA, Carrusel / Lunes, Marzo 19th, 2018

[TheChamp-Counter]

Cuando se trata de cultivar sus propios alimentos y tener una huerta en casa, existen una serie de factores que debe tener en cuenta antes de empezar. Un buen diseño y establecer temporadas de cultivo (al menos por estos lados donde no tenemos estaciones y donde no están definidas ya) son asuntos primarios antes de comenzar.

 

Si usted ya tomó la decisión de salir de la ciudad con rumbo al campo y no sabe nada de nada (como nosotros cuando iniciamos esta vida) o tiene un espacio en su casa o apartamento en la ciudad y quiere emprender la hermosa aventura que es tener una huerta en casa, estos consejos lo ayudarán a comenzar y a dirigir sus esfuerzos de manera adecuada.

 

Los países que se encuentran cerca de la línea del Ecuador contamos con una serie de ventajas ya que nos es permitido cultivar en la huerta prácticamente todo el año, ya que no contamos con cambios extremos de temperatura y nuestras estaciones se dividen básicamente en estación seca y estación lluviosa. Lo que determina nuestro clima y temperatura media anual es la altura sobre el nivel del mar. A pesar de esto, a lo largo del año se van presentando condiciones específicas y microclimas que pueden afectar o hacer prosperar nuestros cultivos de la huerta. Mucho o poco viento, la dirección del sol que varía así sea mínimamente o estaciones secas o de lluvias abundantes pueden ayudarlo a determinar sus temporadas de siembra y así saber qué producto es el mejor para cultivar en determinadas épocas del año.

huerta

Recordando uno de los preceptos de la permacultura, y en general, del sentido común, es importante recordar que se deben realizar labores donde realmente sean útiles, y claro, para un huerto en casa, es imprescindible encontrar o generar todas las condiciones necesarias para tener éxito desde el principio. Siguiendo con esto:

 

  1. Defina y diseñe el lugar donde va a ubicar su huerto. Al hacer esto debe analizar factores como las horas de exposición de luz solar al día que tiene el lugar, la dirección predominante del viento, los distintos microclimas que se crean en las diferentes zonas del huerto, el acceso a agua de riego y las necesidades específicas de cada planta que desea cultivar y listo. Se puede dedicar ahora a experimentar para definir sus temporadas de siembra. Si resulta que en diciembre hay más exposición solar, un microclima cálido con efecto invernadero, menos agua de lluvia y no golpean las heladas, puede que ese sea buen momento de sembrar alimentos de verano como melones, sandías o berenjenas. Si lo que ocurre es lo contrario y cuenta con un clima frío, sin muchas horas de sol directo al día, golpean las heladas, puede que sea momento de plantar coles y cultivos resistentes al frío como el brócoli, repollo, coles de Bruselas, etc.

 

  1. Cultive donde sus plantas puedan prosperar. Reúna los materiales previamente y téngalos listos a la hora de comenzar. No debe gastar dinero si no lo tiene o no lo desea. Como he explicado en otras ocasiones, se puede iniciar una huerta con herramientas recicladas como botellas plásticas, baldes de pinturas muy bien lavados y desinfectados, materas plásticas o de barro, directamente en la tierra, etc. Claro que sí será vital contar con un sustrato adecuado y algo de abono que puede conseguir en cualquier lado a bajo costo, o en algunos lugares sin pagar un solo peso. Claramente, si usted es un horticultor con algún grado de experiencia puede realizar experimentos con sustratos, ubicaciones, rotación de cultivos y demás. Sin embargo, esto debe hacerlo de forma consciente y responsable para llegar a buen puerto.

 

  1. Trabaje su huerta de forma orgánica. Utilice todos los beneficios y conocimientos ancestrales de la agroecología a su favor. Es importante tener un buen manejo de rotación y asociación de cultivos como método anti-plagas para no tener que recurrir a productos químicos cuando la situación ya sea insostenible y su huerto esté invadido de pulgones o polillas que afecten el rendimiento y la productividad. De igual forma, existen productos que existen en cualquier despensa que pueden ayudarlo a combatir hongos y plagas de forma natural. El ácido láctico, el vinagre, el ajo, el ají, y tantos otros, son productos que al prepararse de forma adecuada y al aplicarse como se debe, reemplazan cualquier producto químico que generan desgaste de suelos, contaminación de aguas y resistencia de las plagas a dicho producto haciendo necesario cada vez utilizar más y más. Los productos orgánicos pueden aplicarse de forma preventiva o pueden solucionar problemas una vez ya se presentan en el huerto.

 

  1. Cultive únicamente los alimentos que consumirá o que podrá salir de ellos por medio de la venta o el trueque. De nada le servirá producir toneladas de comida si no sabrá que hacer con ellos y acabarán pudriéndose en la basura. Hay diversas formas de conservar los alimentos en caso de que la producción sea mucho mayor a lo esperado. Puede realizar conservas, secar sus alimentos en horno o al sol, o simplemente vender o intercambiar los excedentes para evitar que tanto alimento preciado termine en las basuras o calles de la ciudad generando incluso problemas de salud pública.

 

  1. Reproduzca sus alimentos una y otra vez. Por varias razones es lo mejor que podría hacer. No solo se evitará el comprar semillas cada vez que vaya a comenzar con sus temporadas de siembra, sino que podrá comenzar y ser testigo de un proceso evolutivo en el cual las siguientes generaciones de plantas vendrán cada vez más adaptadas a su lugar, sus microclimas y circunstancias. Al guardar las semillas de los mejores frutos de cada temporada, podrá asegurarse de tener alimentos cada vez más grandes, más saludables, mejor adaptados y con mayor resistencia a plagas y demás problemas, además de acercarse un paso más a la autosuficiencia y a la soberanía alimentaria. Es un trabajo fácil y hermoso, y si es un horticultor experimentado, podrá probar hacer hibridaciones en variedades de los alimentos y porqué no, crear su propia variedad de semillas para intercambiar o vender con otros entusiastas. Recuerde la cuestión legal y tenga en cuenta que estos procesos también están protegidos por derechos de autor. Consulte la legislación y expertos en el tema para saber cómo proceder.

 

Por supuesto existen muchas variables más para llevar a buen puerto la aventura de producir su propia comida y de hacer su huerta en casa. Muchos consejos más que hemos aprendido en el tiempo que hemos estado haciéndolo nosotros y que también son de vital importancia. Sin embargo, con estos cinco consejos podrá comenzar y seguro que se encontrará con tareas cada vez más fáciles y todo fluirá de mejor manera a medida que adquiera experiencia. Nosotros somos como usted, no sabíamos mayor cosa, pero con ganas, muchas horas de estudio e investigación, conversaciones con personas que saben de cosas y la experiencia de hacerlo nosotros mismos, hemos logrado cosas maravillosas como lo es el hecho de producir y criar gran parte de la comida que consumimos.

 

RELACIONADO

Cómo lograr la autosuficiencia en pleno siglo XXI

Una vida en permacultura

Agroecología o el arte de cultivar su propio alimento

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

19 Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *